¿Cuáles son los gustos de los extranjeros que compran inmuebles en España?

inversor extranjero
la mejor opción para vender su propiedad a nivel mundial

Cada año cientos de extranjeros deciden adquirir inmuebles residenciales en España, se calcula que aproximadamente un 20% de este tipo de transacciones recaen sobre ciudadanos no españoles que buscan principalmente casas con acabados de calidad, cercanas a la playa o a centros de estudios importantes y que cuenten con comercios atractivos a sus alrededores. Sus gustos dependerán principalmente de su nacionalidad, por ejemplo, los rusos siempre toman en cuenta el tamaño, mientras que los chinos buscan el mejor precio y los alemanes se inclinan a las zonas de mayor calidad.

Los británicos buscan un clima agradable y educación de calidad

Como mencionamos anteriormente cada nacionalidad pareciera tener una serie de gustos preestablecidos de acuerdo con el país de su nacimiento y las características que se nación le brinda en cuanto a clima, zonas para vacacionar, sitios turísticos, calidad de educación, entre otros.

Por ejemplo los británicos cuentan con abundantes precipitaciones durante todo el año e inviernos frescos, por lo que zonas como la Costa del Sol los atrae enormemente, ya que esta zona ubicada en la región litoral de la provincia de Málaga cuentan con un clima agradable, una temperatura media al año de 19 °C y con más de 300 días de sol. Fue durante la década de 1950 cuando específicamente comenzó el auge del turismo internacional y desde entonces es un destino preferencial para extranjeros, especialmente para británicos, alemanes, escandinavos y franceses, y gracias a ello se ha producido un fuerte crecimiento económico y demográfico en esta área geográfica.

En cuanto a sus compras de inmuebles en estas zonas, los británicos, específicamente los ingleses no se inclinan por grandes operaciones, por lo contrario, casi siempre suelen comprar apartamentos y casas convencionales en zonas costeras bien comunicadas y que estén cerca de colegios internacionales.

Esto les permite que si deciden mudarse a este país sus hijos tengan a las cercanías de su residencia colegios internacionales que les permita mantenerse estudiando y les aseguren un futuro. Justamente en este punto muestran una gran similitud con los chinos, quienes también tienen una visión educativa amplia y una de las principales razones por las que deciden comprar un inmueble en España es para que cuando crezcan y decidan asistir a la universidad, puedan mudarse a este país y tengan la oportunidad de estudiar una carrera profesional y obtener un título internacional.

Los británicos como inversores extranjeros en Españasuelen ser un poco tímidos o cerrados al momento de negociar un inmueble, no muestran reacción alguna cuando se les menciona el precio de la vivienda en las que están interesados, por lo que los vendedores suelen llenarse de paciencia y deben hacerles una serie de preguntas puntuales antes de iniciar el proceso de mostrar las propiedades que se encuentran disponibles en el momento. Especialmente deben hacerse preguntas relacionadas y específicas al monto que están dispuestos a pagar, el tamaño del inmueble que están buscando y las comodidades que desean tener al alcance de su mano.

Actualmente la Costa del Sol está ocupada por una conurbación prácticamente continua de unos 185 km. De hecho, el primer kilómetro, una vez dentro de la provincia de Málaga, desde el mar hacia el interior está urbanizado en un 50,8%, lo que demuestra el alto interés tanto de nacionales como de extranjeros de vivir en esta zona la cual ha sido impactada por un boom turístico que ha provocado un gran auge constructivo y un desmesurado y descontrolado crecimiento urbano.

A principios de la década de los 60 se realizaron las primeras grandes urbanizaciones, para la fecha se le han ido sumando muchas otras, tanto en el litoral como en el interior, hasta convertir a la zona en un gran centro de turismo residencial.

El legado paisajístico con el que cuenta esta zona es fruto de la ocupación masiva de dicho territorio, el cual presenta edificaciones realmente altas, especialmente en los centros urbanos y grandes urbanizaciones y áreas comerciales que se extienden por todo lo largo del litoral, de las vías de comunicación principales y por las laderas de los montes, frecuentemente invadiendo el dominio público marítimo-terrestre y los cauces de los ríos.

La demanda inmobiliaria marcada por los británicos está también constituida por ciudadanos que se encuentran en retiro laboral, jubilados de mediana edad, casados, algunos con hijos y nietos, cuentan además con un nivel de profesionalización alto y con ingresos anuales de aproximadamente unos 36.000 euros.

De igual manera se ha llegado a la conclusión de que los británicos demandan climas agradables, buenos servicios, calidad de vida, y también un punto muy importante es que las zonas en las que adquieren inmuebles cuenten con conexiones aéreas en buen estado y que por lo tanto les mantenga en una sensación de proximidad con amigos y familiares.

Los alemanes se inclinan por inmuebles grandes y con acabados de calidad

Podemos sin duda alguna decir que los alemanes tienden a ser un poco más sofisticados, exclusivos y elegantes que los británicos, esto al menos en cuanto a sus gustos por inmuebles en España, y es que los ciudadanos nacidos en Alemania se inclinan por casas y pisos grandes, que cuenten con acabados de calidad, especialmente valoran aquellas viviendas que cuentan con suelos entarimados o de parqué. Al igual que británicos y otras nacionalidades a los alemanes les gusta elegir casas que se encuentren cercanas a la playa y que estén bien comunicadas con servicios hospitalarios.

Alemania se encuentra en las latitudes medias-altas del hemisferio norte y al oeste del gran continente euroasiático, por lo que cuentan con un clima frío y húmedo, y es justamente esa una de las principales razones que les hacen a los nacidos en dicho país adquirir una propiedad en España, ya que dicha nación cuenta con un clima agradable todo el año, especialmente en las Islas Baleares, específicamente en Mallorca; en zonas de la Costa del Sol como Torrox Costa, y también en Canarias en zonas de Las Palmas.

Sin duda alguna las Islas Baleares es una de las zonas preferidas de extranjeros, tanto de alemanes como de aquellos pertenecientes a otras nacionalidades, y es que constituye  la segunda comunidad autónoma española con mayor número de turistas extranjeros, detrás de Cataluña. Se dice que cada año recibe más de 9,8 millones de turistas extranjeros, en su mayoría del Reino Unido y de Alemania.

Muchos de ellos viajan a las Islas Baleares con el motivo de vacacionar y disfrutar unos días de sol y se sienten realmente atraídos por sus encantos geográficos y deciden más adelante contactar servicios inmobiliarios en España para adquirir una vivienda en esta zona en la cual puedan pasar sus próximas vacaciones o que incluso puedan alquilar temporalmente y generar rentas mensuales que les permiten acarrear con los gastos de la misma y contar con euros extras.

Mallorca es otra de las zonas donde alemanes y extranjeros fijan su mirada para adquirir un bien inmueble, ya que es la isla más grande del archipiélago balear, el cual forma una comunidad autónoma uniprovincial, la más oriental de España, convirtiéndose de esta manera en la isla más extensa de España, con  859.289 habitantes.

Inclusive de acuerdo con Datos extraídos del Instituto de Estadística de las Islas Baleares los extranjeros que más visitan esta zona son los alemanes, un aproximado de 3 millones de ellos se acercan cada año a Mallorca a pasar sus vacaciones y algunos de ellos a negociar un inmueble aquí para su disfrute. Por debajo de los alemanes se encuentran otros países, como el Reino Unido, España, los Países nórdicos, Benelux, Francia, Suiza, Austria, Italia y por último Irlanda.

Los alemanes le otorgan mucha importancia al precio y es un cliente muy exigente en cuanto a la calidad del inmueble y el coste que éste representa. Dicha nacionalidad suele comprar como segunda residencia y España es su destino favorito para jubilarse, característica que tienen en común con los británicos, y es que muchos de los europeos reúnen dinero a lo largo de sus vidas para luego mudarse a otro país que les brinde un clima agradable, una zona tranquila y de calidad y además excelentes servicios hospitalarios, comerciales y hasta educativos, donde sus hijos puedan en un futuro cursar sus estudios universitarios mientras sus padres disfrutan de su vejez en un país estable y con cientos de beneficios para los extranjeros.

Generalmente los alemanes que adquieren una vivienda en España son parejas casadas cuya edad ronda los 40 años, en su mayoría cuentan con hijos, alta escolaridad e ingresos, principalmente son motivados por el clima, la gastronomía y la seguridad que les ofrece España para la compra de una segunda casa.

España comparte moneda con Alemanes y Franceses, por lo que el alto número de compras de viviendas no se puede atribuir al precio de las divisas. Todo apunta a que los alemanes se percatan de que el mercado está en buenas condiciones. Además aprovechan las viviendas cuyos precios están rebajados y no tienen miedo a arriesgarse.

Los chinos se inclinan por casas nuevas y caras

Ahora bien, no son únicamente los europeos quienes encuentran en España todas las condiciones de vida que consideran suficientes para adquirir allí una vivienda, los asiáticos y especialmente los chinos también han encontrado en el país ibérico cientos de características que los atraen y les brindan tranquilidad, disfrute y una vida de calidad.

A diferencia de los británicos y los alemanes, los chinos no se inclinan hacia zonas marcadas por el mar, sino que su demanda es dispersa en todo el territorio nacional, especialmente en capitales y grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga o Valencia. Los chinos no buscan simplemente una vivienda donde puedan pasar algunos días durante los períodos vacacionales, sino que prefieren establecerse permanentemente.

 

Igualmente fijan especial atención a la calidad de los inmuebles y a los precios que ellos presentan, tienen mucho conocimiento al respecto y no son fáciles de engañar.

A diferencia de los alemanes, los chinos no son compradores exquisitos ni amantes de los lujos, pero sí son negociadores y en algunos casos pueden llegar incluso a ser peleones, específicamente cuando solicitan un precio más bajo.

En cuanto a los gustos de los chinos podemos destacar que les gusta adquirir principalmente casas nuevas, ya que asocian las edificaciones antiguas con precariedad, por lo que siempre fijan su mirada en urbanismos recién construidos, que sean viviendas de primera mano y en algunos casos hasta prefieren adquirir aquellos inmuebles que se encuentran en construcción, es decir, en preventa.

Se dice que existen dos tipos de compradores chinos: uno más similar al ruso, es decir con un presupuesto realmente alto, y otro que busca establecerse y obtener la residencia a través del “visado de oro”.

Inclusive han sido los chinos una de las nacionalidades que más ha aprovechado el visado que ofrece el país tras invertir en una vivienda cuyo coste sea de 500.000 euros o mayor, lo cual demuestra tanto que su poder adquisitivo es alto, como que uno de sus principales motivos por los que adquieren aquí inmuebles es porque desean obtener el visado de residencia y establecerse en el país legalmente.

Los chinos fueron de los primeros en obtener dicho visado, con viviendas en Barcelona y Madrid que rondan los 520.000 euros, de este modo obtienen automáticamente el permiso a residir en el país, el cual es renovable cada 5 años siempre y cuando se mantenga la inversión.

Otro de los motivos principales por los que los chinos adquieren inmuebles en España es para que un futuro sus hijos abandonen su país de nacimiento y se muden a ciudades como Barcelona o Madrid para cursar sus estudios universitarios, tras adquirir una vivienda ya tendrán donde alojarse durante el tiempo que duren en la universidad y podrán acoger el visado de residencia que obtuvieron sus padres tras adquirir una vivienda de más de 500.000 euros, de igual modo en el caso de que la casa sea por un precio menor pueden establecerse allí legalmente con un visado de estudiante.

Los extranjeros en general pagan casas de más de 250.000 euros y prefieren las zonas cercanas al mar

Ahora bien, existen cientos de nacionalidades que adquieren viviendas en España, no únicamente los pertenecientes a la Gran Bretaña, los alemanes o los chinos. Los italianos, escandinavos, franceses, belgas y pertenecientes a otros países también les gusta invertir en inmuebles en España, quienes además cuentan con altos poderes adquisitivos y representan cada año al menos un 90% de los inmuebles que se venden sin intermediación bancaria, es decir al contado.

Los extranjeros que adquieren viviendas en el país se sienten atraídos por las condiciones favorables del mercado inmobiliario de España, por lo que se han convertido en un factor determinante en el aumento de compraventas de viviendas en el país.

Así como algunos extranjeros, específicamente los chinos se sienten atraídos por aquellos inmuebles que presentan costes mayores a los 500.000 euros y con los cuales obtienen inmediatamente el visado de residencia, existen otros ciudadanos cuyo presupuesto oscila entre los 250.000 y los 350.000 euros.

La ubicación es sin duda un punto fundamental para los extranjeros que compran una segunda casa en España, principalmente optan por casas cerca del mar o junto a grandes ciudades, con servicios como colegios o aeropuertos cercanos y que además cuenten con comercios importantes a su alrededor, tales como tienda de comida, centros comerciales y restaurantes.

De acuerdo con el diario El Mundo, los británicos siguen en el top de los extranjeros que más invierten en inmuebles en España, quienes buscan un ambiente distendido y relajado. Sin embargo también hay que recordar que hay un producto para cada nacionalidad, todo dependerá de la zona en la que estén interesados, el presupuesto con el que cuenten y las comodidades con las que deseen contar al momento realizar inversiones inmobiliarias en España.

Redactado por: MARA

Número de palabras: 2252

Fuentes principales:

expansion.com/2014/05/30/entorno/casas_y_estilo/1401447681.html

noticias.spainhouses.net/2014/06/que-buscan-los-extranjeros-que-compran-vivienda-en-espana/

tendencias21.net/Que-buscan-los-extranjeros-cuando-compran-una-casa-en-Espana-Claves-para-vender-viviendas-a-compradores-internacionales_a33001.html

elmundo.es/economia/2015/03/12/5501dc38268e3ec77e8b4581.html

Fuentes secundarias:

libremercado.com/2013-11-28/franceses-belgas-alemanes-y-nordicos-compran-mas-viviendas-en-espana-que-en-plena-burbuja-1276505065/

expansion.com/2014/02/09/economia/1391937502.html

es.wikipedia.org/wiki/Mallorca#Turismo

geografia.laguia2000.com/climatologia/alemania-clima

Contribución al lector: le ofrece a los lectores información de calidad y detallada sobre los principales gustos de los extranjeros al momento de invertir en un inmueble en España.

 

Brindamos asesoramiento personalizado a los inversores extranjeros

5 Comentarios

  1. La educación de mis hijos es primordial, por lo que antes de mundarme a España estoy buscando las mejores opciones para que estudien en universidades reconocidas en todo el mundo, por lo que siento identificada con los británicos y con los chinos.

  2. Los extranjeros también buscamos los mejores precios, sin embargo con la oportunidad de obtener el permiso de residencia por invertir 500.000 euros prefiero reunir un poco más y recibir dicho beneficio.

  3. Me encantaría poder vivir cerca de la playa, o incluso que mi propiedad tenga vista al mar, por lo que me siento identificada con los alemanes, sin embargo considero que otros factores como la educación y el clima influyen mucho al momento de escoger la zona. Saludos desde Argentina.

  4. En mi caso, como Uruguayo mis gustos son similares a los de los británicos, ya que busco principalmente zonas donde la educación sea de calidad, para que mis hijos tengan un buen futuro, y en segundo lugar un clima agradable, es por ello que hemos venido evaluando varias zonas, espero pronto podamos decidirnos.

  5. Estoy de acuerdo con los chinos que prefieren casas nuevas, inclusive aquellas que ni siquiera se han empezado a construir, no hay nada mejor que estrenar tu propio inmueble.

Comments are closed.